Fauna marina


 

Bahía de los Ángeles cuenta con una diversidad de invertebrados marinos;  se han registrado 21 especies de esponjas, incluyendo a tres especies endémicas: Micropora coriácea inarmata, Reptadenella, hymanae y Schismopora globosa, 13 especies de corales pétreos, diferentes especies de moluscos, estrellas y  erizos de mar.

 

Las comunidades de peces costeros de la región de Bahía de los Ángeles pertenecen al área reconocida como del Alto Golfo, en ella confluyen especies de elasmobranquios, que lo conforman peces, tiburones y rayas. Además de ser uno de los pocos sitios en el mundo donde se presentan agrupaciones juveniles de tiburón ballena, que es el pez más grande del mundo.

ArchivoIslasdelGolfo (10)

Foto: Archivo Islas del Golfo

En la región de Bahía de los Ángeles es común ver a la tortuga prieta (Chelonia mydas), la caguama o amarilla (Caretta caretta), la golfina (Lepidochelys olivacea), la carey (Eretmochelys imbricata) y la siete filos o laúd (Dermochelys coriácea). Siendo la más abundante en las aguas costeras la tortuga prieta. En la Bahía de San Rafael, El Barril, playas de San José, San Francisquito, San Miguel y Morro Blanco, se han reportado nidos de tortuga golfina entre los meses de agosto a noviembre. Otro reptil que se puede observar en las costas es la serpiente marina de vientre amarillo (Pelamis platurus).

 

Se han registrado cerca de 258 especies de aves terrestres y acuáticas que se reproducen o invernan en la región o migran a través de ella (Anderson y Palacios, 2008). De las aves terrestres se tiene un registro de 132 especies, 73 residentes, nueve raras y 19 visitantes. Por su parte la diversidad de aves acuáticas se constituye por 126 especies.

Foto: José Arce Smith

Los archipiélagos de Ángel de La Guarda y de Bahía de los Ángeles, así como la zona costera frente a los canales de Ballenas y Salsipuedes, son áreas de apostadero, previo a la reproducción, para miles de gallitos, gaviotas, pelícanos, cormoranes, garzas y pájaros bobos, entre otros. Además constituye una zona de refugio importante para un gran número de aves playeras, marinas y de presa durante su periodo de reproducción o en sus rutas de migración.

 

Para algunos mamíferos las características geomorfológicas y oceanográficas que presenta el Canal de Ballenas, debido a las surgencias de verano, fuertes vientos y mareas, presenta un flujo de aguas profundas hacia dentro del canal. Es un área importante para los cetáceos, se han registrado 16 especies a lo largo del año. Algunas de las especies que se pueden encontrar son: rorcual común (Balaenoptera physalus) el rorcual tropical (Balaenoptera edeni), la ballena jorobada (Megaptera novaeangliae), la ballena minke (Balaenoptera acutorostrata), la ballena gris (Eschrichtius rubustus) y la ballena azul (Balaenoptera musculus).

 

En la Reserva de la Biósfera, en la costa de la Isla Ángel de La Guarda y en la Isla Granito, se encuentran tres de las 13 loberas de reproducción de lobo marino de California (Zalophus californianus californianus). Además se reconocen loberas de descanso en la Roca Vela, Roca Blanca, entre la Isla Estanque y Ángel de La Guarda, en el Islote El Rasito en la Bahía de las Ánimas y en la Isla La Calavera, la mayor parte de los lobos marinos presentes en las islas son adultos y juveniles.