Beneficios


Beneficios Económicos

En la actualidad las pesquerías ribereñas o artesanales, la pesca deportiva y el turismo son las actividades predominantes, siendo las primeras las que determinan los patrones del uso humano del área (Casillas y Danemann, 2008; et al ., 2008; Torreblanca Ramírez et al., 2008). Las pesquerías ribereñas o artesanales han tenido el papel principal en el establecimiento, la consolidación y el crecimiento de las comunidades del área, donde sigue siendo la principal actividad económica.

 

La Región de las Grandes Islas del Golfo de California recibe embarcaciones de pesca deportiva provenientes fundamentalmente de San Felipe, Bahía de los Ángeles y San Francisquito (Baja California), y de Bahía Kino (Sonora), generando una derrama económica irregular a lo largo del año, pero cada vez más importante.

A lo largo del año se ha observado un crecimiento notable en el número de turistas que visitan las islas; en el año se registran dos periodos de afluencia alta de visitantes en Bahía de Los Ángeles: abril y mayo, que es cuando se reciben principalmente visitantes mexicanos, e invierno cuando la mayoría de los turistas son de origen extranjero. El resto del año, y particularmente durante los meses de junio a septiembre, el área recibe una cantidad constante de turistas nacionales y extranjeros.

 

Servicios ambientales:

La Reserva representa un área de suma importancia para la vida silvestre y los grupos humanos que habitan la región, ya que las principales entradas de energía que sustentan las cadenas alimenticias de las zonas costeras provienen de la porción marina. Las Áreas Naturales Protegidas marinas han contribuido al mantenimiento y restitución de la abundancia y diversidad biológica (Kelleher y Recchia, 1998). En muchas áreas Naturales Protegidas marinas la densidad y el tamaño de los peces son mayores que en las áreas adyacentes, demostrando ser benéficas para las pesquerías (Russ y Alcalá, 1999). Asimismo, dada la incertidumbre que caracteriza los sistemas marinos, las áreas marinas protegidas son instrumentos que permiten amortiguar los efectos del cambio climático (Costanza et al., 1999; Convención Ramsar, 2006).

Los principales servicios ambientales que se identifican en la Reserva de la Biósfera Zona Marina de Bahía de Los Ángeles, Canales de Ballenas y de Salsipuedes son:

  • Su gran diversidad biológica;
  • Es un área con elevada productividad
  • Presenta zonas de surgencias, una red trófica y ciclos biogeoquímicos complejos;
  • Constituye el hábitat de especies en riesgo, endémicas y migratorias;
  • Es un área de refugio, alimentación, descanso y reproducción de especies de fauna silvestre (invertebrados, peces, reptiles, aves y mamíferos, tanto terrestres como marinos);
  • Alberga ecosistemas singulares como los humedales costeros y los arrecifes rocosos;
  • Fuente de suministro de recursos marinos para las actividades de pesca comercial y deportiva (moluscos, crustáceos, equinodermos, peces);
  • Contribuye a estabilizar la línea de costa, y
  • Sustenta actividades turísticas y recreativas